Cultura Paracas – Reseña / Características

Paracas. Del quechua, para: lluvia; aco: arena. En referencia a los fuertes vientos de la zona que -especialmente en agosto y setiembre- levantan y transportan arena.

En lengua kauke, hablada en la zona de Yauyos, significa “gentes de frente grande”.

Captura

El ilustrador arqueológico Pedro Ponce Rojas, recreó el aspecto del hombre de Paracas.

Hábitat:

Valles costeros del sur peruano. Desde Cañete al norte, hasta el valle de Yauca en Arequipa la sur. Área de clima cálido y seco en verano, ligeramente húmedo en invierno.

Al ocaso de la cultura Chavín, surgió -entre otras- la Cultura Paracas. El equipo a cargo del arqueólogo Julio César Tello, en una expedición realizada en 1925, identificó la cultura en la garganta de la península Paracas, y por las distintas formas de los sepulcros -ver funeraria- encontrados en dos sitios, la dividió en fases:

• Paracas Cavernas, 800 a.C. – 100 a.C. en ladera norte del Cerro Colorado.

• Paracas Necrópolis, 100 a.C. – 200 d.C. en el promontorio Wari Kayan en el sureste de la bahía.

Aún no es claro si esta división corresponde a dos fases, o si se desarrollaron contemporáneamente; inclusive hay autores que indican que la cultura Paracas Cavernas no existió, sus vestigios serían simplemente cementerios, y la fase Paracas Necrópolis corresponde a la serie inicial de la Cultura Nasca, o bien a la Cultura Topara.

De cualquier manera, esta gente dejó un excepcional legado: el arte textil de los Paracas, es considerado como uno de los más finos y sofisticados del mundo.

manto1_mini

Kon – Dios Creador

manto2_mini

Dios Oculado

manto3_mini

Personaje Sagrado

Sitios:

De Cabezas Largas, Cerro Colorado y Wari Kayan los primeros sitios relevados por Tello y que permitieron reconocer la cultura Paracas poco ha quedado debido a los constantes saqueos.

En el valle de Ica hallamos dos de los sitios más extensos: la aldea fortificada de Tajahuana y en el bajo, Ánimas Altas, un lugar con clara influencia Chavín, con plazas, viviendas, talleres, cementerios, y una plataforma en forma de “U”. Ente ellos está Ocucaje, donde en 2008 se descubrió en un cerro un geoglifo en forma de cóndor junto a tres figuras.

En la provincia de Chincha, encontramos las principales manifestaciones de urbanismo. El Complejo Soto con tres montículos alineados de este a oeste, Huaca Alvarado con dos. Extensas aldeas en Pampa del Gentil y construcciones de adobe en San Pablo y Santa Rosa donde hay vestigios de una gran construcción que debió ser un templo y hoy se encuentra bajo construcciones modernas.

En los valles de Palpa y Nasca: Pernil Alto, un asentamiento excavado en el año 2005 a la margen derecha del Río Grande, que registra ocupaciones muy antiguas -3.800 a. C. -, y donde, en palabras del arqueólogo Johny Isla “Se logró encontrar un conjunto de edificaciones perteneciente al período inicial, de la cultura Paracas”. Los petroglifos de Chichictara, los geoglifos de Llipata y Jauranga un lugar con ocupaciones continuas entre los años 600 a.C. y 200 a.C.

Geoglifos llipata

Geoglifos de Llipata

petroglifo chichi

Petroglifos de Chichictara

En las costas de la Bahía de la Independencia, se ubica el extenso sitio de Karwas, donde se encontraron construcciones y restos textiles y cerámicos, cuyos elementos iconográficos muestran una clara influencia Chavín.

Características

Fue una sociedad con una clara división del trabajo, permitiendo el desarrollo de actividades altamente especializadas que requerían ingentes recursos humanos, fundamentalmente en la industria textil y agrícola. Debió estar gobernada por una aristocracia teocrática, con una importante casta sacerdotal a cargo de los centros ceremoniales repartidos en su territorio. La nobleza guerrera fue una clase predominante, al tratarse de un pueblo belicoso como sugieren las reiteradas expresiones artísticas de cabezas trofeo.

Su economía se basaba en la pesca, caza, recolección de frutos y mariscos y el cultivo – pallar, algodón y maíz – en sus valles. La tarea agrícola no fue fácil, debieron fertilizar los suelos y realizar canales de irrigación.

Para sus construcciones utilizaron el adobe. En metalurgia utilizaron el oro, la plata y el cobre, existiendo orejeras, narigueras, anillos, pectorales, brazaletes y objetos ornamentales. Entre las prendas de vestir aparece intensamente el uncu – camiseta andina -. La cerámica evolucionó desde una fuerte influencia Chavín al estilo inicial de la cultura Nasca.

Era usual la práctica del alargamiento craneano, colocando tablillas en la frente y detrás de la cabeza, sujetando ambos lados con sogas fuertemente apretadas.

Realizaron trepanaciones craneanas con fines medicinales; anestesiaban al paciente con bebidas vegetales, utilizaban el tumi -cuchillo ceremonial-, luego cubrían la perforación con una lámina generalmente de oro. Se encontró un número significativo de cráneos con estas operaciones, algunos de ellos presentaban regeneración de tejidos, indicando que sobrevivieron.

cala

Craneos
1) trepanaciones
2) alargamientos

Consideraban a Kon como su dios creador, al que representaban volando con máscaras felinas y portando alimentos, cabezas trofeo y un báculo; o bien con su cabeza y ojos prominentes por lo que también es conocido como el “Dios oculado”. Creían en la vida después de la muerte, dedicando atención y esmero a las prácticas mortuorias.

Fuentehttp://pueblosoriginarios.com/sur/andina/paracas/paracas.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s