Liuba María Hevia – Como un duende

Porque atravesó la noche tu mirada
porque aceleró mi verso su coartada.
 
Porque tropezó la risa con tu cara
porque distinguí la estrella más lejana.
 
Porque el día es como un duende
que se prende en tu mirada
porque me perdí en tu orilla
y me bebí la madrugada.
 
Porque organizó la luna tu llegada
porque aceleró mi verso su coartada.
 
Porque combinó la rosa con la almohada
porque distinguí la estrella más lejana.
 
Porque el día es como un duende
que se prende en tu mirada
porque me perdí en tu orilla
y me bebí la madrugada.
 
Porque tu has dejado en esta guitarra
 
tu olor a luna llena.
 
Porque has traído la primavera
 
Porque el universo que nos abraza
no tiene idioma, no tiene raza.
 
Porque atravesaste con tu mirada
el techo azul de la madrugada.
 
Porque se renueva el agua del río
porque tu amor es el canto mío.
 
Porque el día es como un duende
que se prende en tu mirada
porque me perdí en tu orilla
y me bebí…
 
Porque me perdí en tu orilla
y me bebí la madrugada.

Liuba María Hevia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s