Duo Salteño – Elogio del viento

                      
   
                 Dicen que el viento va, dicen que vuelve, buscando 
el lado Sur de la distancia
dicen que pasa por el continente, nombrando al hombre de las madrugadas.
Que sabe todo lo que no se dice, entre la arboladura de las plazas,
pero que se reúne con la gente y afina su guitarra en las campanas.
El viento es el compadre de los pueblos, lleva una flor abierta en las entrañas.
El viento va de Norte y vuelve Río, el viento va de Río y vuelve Oeste,
poliniza la rosa de los vientos y es el verdugo verde de la muerte.
América Latina, madre nuestra, el viento que se va no es el que vuelve,
América del sol, raíz que duele cuando sufren olvido mis hermanos.
El viento los padece y compadece como si los hubiera abandonado,
pero él regresa siempre y reconoce la raíz mineral del olvidado.
Y desde el hondo corazón del grito, libera el día nuevo en las bagualas.
El viento, capitán, no canta solo, un temporal de pueblos lo acompaña,
el viento va de pueblo por la vida, le amanece, muchacha, al continente.
Escribo al pié del viento porque el viento no es el viento que va, sino el que vuelve.
América Latina, compañera, el viento es el verdugo de la muerte.

   

Letra de Armando Tejada Gomez 
Música de Cuchi Leguizamón

Armando Tejada Gómez

Armando Tejada Gomez nació el 21 de abril de 1929, en Mendoza. Fue un poeta, letrista, escritor y locutor argentino, relacionado con la música folklórica. Es el autor de la letra de “Canción con todos”, considerado Himno de América Latina. Incluido entre las cinco máximas figuras autorales del folklore argentino.
Nació en Mendoza en el seno de una familia de descendientes de huarpes, de trabajadores rurales de muy escasos recursos. Fue el anteúltimo de 24 hermanos. Quedó huérfano de padre a los cuatro años, razón por la cual su madre debió repartir a los hijos. Armando fue criado entonces por su tía, quien le enseñó a leer. Prácticamente no fue a la escuela y comenzó a trabajar a los 6 años, como canillita (vendedor callejero de diarios), y luego lustrabotas.
A los quince años se compró un ejemplar del “Martín Fierro” que le despertó la pasión por la lectura y la poesía. Simultáneamente se despertó en él la inquietud por las injusticias sociales, volviéndose un activista político.
En 1950 obtiene un empleo como locutor en LV10 Radio de Cuyo, que alternó con su trabajo como obrero de la construcción.
Las preocupaciones sociales de Tejada Gómez se manifestarían ese mismo año en la radicalización de su posición política.
Junto a Manuel Matus y Mercedes Sosa formaron un decisivo trío artístico, que llevó a crear el Movimiento del Nuevo Cancionero en 1963, en el marco del “boom del folklore” en la Argentina, proceso derivado de la gran migración interna que venía sucediendo desde mediados de la década de 1930.
En 1964 se mudó a Buenos Aires, donde presentó en el Teatro IFT, junto a Mercedes Sosa, Oscar Matus y Tito Francia, su primer espactáculo literario-musical en el marco de los lineamientos del Nuevo Cancionero.
Tejada Gómez buscó desarrollar una poesía capaz de llegar masivamente al gusto popular, frecuentemente integrada a la música pero no exclusivamente, haciendo del recitado y el relato oral un arte en sí mismo, algo para lo cual fue ayudado por su condición de locutor.
Falleció el 3 de noviembre de 1992, en Buenos Aires.

Anuncios

2 pensamientos en “Duo Salteño – Elogio del viento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s