Peteco Carabajal – Bajo la sombra de un árbol

          
   
                Bajo la sombra de un árbol me hallaba casi dormido,
que hermosa estaba la tarde, los arboles eran trinos,
volaron mis sentimientos colgados en un suspiro,
De pronto llego una brisa que olía viejos recuerdos,
estaba todo presente, todo lo que yo mas quiero,
como si el tiempo se abriese dejando ver sus misterios.
No hay quien cante en esta tierra  como los pájaros cantan,
son libres de darse al viento, son libres de la palabra,
ser uno mas en el aire es lo que al hombre le espanta.
De algún lugar de la tarde salió una voz que me dijo,
es bueno andar por el mundo amar y sufrir olvido,
sabiendo que aquí la vida y la muerte tienen su sitio.
El cielo colgó una nube pintada de oro encendido,
entonces los pensamientos cayeron encima mío,
cuando me volví hacia el cielo, las nubes ya se habían ido.
No pierdas jamás de vista los tonos de la inocencia,
y al tiempo de los colores volvé cuantas veces puedas,
y a tu corazón bordalo con hilos de transparencia.
No hay quien cante en esta tierra  como los pájaros cantan,
son libres de darse al viento, son libres de la palabra,
ser uno mas en el aire es lo que al hombre le espanta.
De algún lugar de la tarde salió una voz que me dijo,
es bueno andar por el mundo, amar y sufrir olvido,
sabiendo que aquí la vida y la muerte tienen su sitio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s