Laura Albarracín – Zamba del ángel

                      


                   Dijo mi madre,
 que cuando me lleve la vida a la ruta del pan,
y ella falte a cuidarme y no esté su consejo,
ni esa luz que la sangre sabe dar.
Habrá un ser a mi espalda, con mi forma y con alas
y que ángel se llama y es mi bien.
Dijo también, que aquel ángel invisible a todos y también a mí,
el que en aires de sombra, por un viento en el alma,
me daría en su savia la verdad.
Y así fue que seguro, eché rumbo a la vida
con la fuerza del ángel en mi andar.
Después, con el tiempo me fui por soles que van a la ansiedad.
pero el ángel no estaba, lo perdí por la infancia,
de la escuela a la casa, tiempo ayer,
soledad del intento de gritar con los sueños
la verdad que en el hombre no se dio.
Cuando la luna en su viaje, me rompe las noches
 en un ángel de alcohol,
me desangro en las mesas, y la luz de un amigo
es el ángel que guarda mi dolor.
Y la calle me junta con un ángel distinto,
con un hombre cualquiera, como yo.
Duele saber que la cosa que quise de niño era piel de ilusión
y que el ángel camina con los pies del cansancio
que nos trepa a la vida por luchar.
Y se muere el relato de la madre que un día,
nos dio un ángel de guía con su amor.
Después, con el tiempo me fui por soles que van a la ansiedad.
pero el ángel no estaba, lo perdí por la infancia,
de la escuela a la casa, tiempo ayer,
soledad del intento de gritar con los sueños
la verdad que en el hombre no se dio…
   
Letra y Musica: Ariel Petrocelli y Hugo Díaz 

Laura Albarracín

Intérprete de música popular. Nació en La Plata. el 18 de julio de 1964
Laura hizo camino al andar por el carril que más le apetecía, teniendo siempre clara cuál era la línea de demarcación para no traicionarse, con un gusto intachable y al mismo tiempo flexible para elegir su repertorio fuera de circuitos más comerciales. Sin alharaca, con total independencia, Laura Albarracín se ha forjado una trayectoria de rara coherencia y discreto perfil, sólo valiéndose de su dulcísima voz y su fraseo perfecto, respaldada siempre por excelentes músicos, poetas, compositores, por algunos críticos que supieron apreciar la calidad de su canto, de sus elecciones.
Tres recomendables discos editados: Laura Albarracín (1995), Diario del alma (2000), Canto versos (2003).
Desde el primer CD, donde entre zambas, cuecas, chacareras y chamarritas filtra un aggiornado tango de Alicia Crest (letra y música), Insomnio, Laura viene demostrando que lo suyo no se limita al folklore.
La sensación que deja Albarracín es la de un canto envolvente, un tono enérgico y exquisito. Una cantante que no se guarda nada y que le pone el cuerpo a la canción, sabedora de un destino que no esquiva, y de una naturaleza que la dotó de una voz privilegiada
   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s